Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Opinión

Maestros de la opacidad

El Gobierno ha vuelto a incurrir en un nuevo episodio de ocultación de información muy relevante sobre la aplicación de los distintos estados de alarma en nuestro país, declarados por cierto ilegales por el TC. Después de que la propia Abogacía del Estado, controlada por La Moncloa, haya admitido ante el Tribunal Supremo que hay más informes de los nueve que remitió al grupo parlamentario de Vox, previa reclamación de su portavoz, Macarena Olona, en agosto de 2020, ahora es el propio Supremo quien se niega a archivar la causa impulsada por este partido, ya que el Gobierno le impedía ejercer su labor de control parlamentario. Pedro Sánchez nunca ha querido que se conociese públicamente cómo fue su gestión jurídica de la pandemia, y ahora le vienen los reveses, uno detrás de otro. Nunca actuó con la más mínima transparencia exigible en democracia, hurtó a la oposición su labor de supervisión del Ejecutivo, cerró el Parlamento, y aprovechó su situación de ‘servicios mínimos’ para hacer justo lo contrario que otros países, cuyos gobiernos sí informaban al Parlamento.

Es lógico que el Tribunal Supremo no archive este procedimiento porque es mucho lo que falta por conocerse. Alega la Abogacía del Estado que le entregó a Vox nueve dictámenes, justo los que rubricaba como Centro Superior Directivo del Servicio Jurídico del Estado. Pero hubo más informes que nadie conoce; por ejemplo, cinco cuya existencia consta: dos sobre los decretos del 14 y el 17 de marzo de 2020 alusivos al estado de alarma, otro sobre la procedencia de la primera prórroga, uno sobre el ‘plan de desescalada’, y otro más sobre la prórroga de seis meses decretada en octubre de ese año. Cuando quiere, Sánchez es deliberadamente selectivo para no quedar en evidencia. No es difícil sospechar que los informes ocultados a Vox, y por tanto al Parlamento, no son favorables a las tesis propagandísticas que impuso Sánchez desde la mesa del Consejo de Ministros. Si hubo observaciones jurídicas críticas no se sabe. Si hubo reseña de contradicciones, tampoco. Ni si la Abogacía alertó de algún abuso de ley o de la utilización ilegítima de la alarma, como ha hecho el TC.

Buena muestra de que Sánchez actuó a sabiendas de que el objetivo era controlar sin fugas todo tipo de información que pudiera retratarlo como un presidente que contraviene informes jurídicos esenciales es lo que acaba de ocurrir con las revelaciones de la vicepresidenta Yolanda Díaz. Dentro del Consejo de Ministros había un discurso, y fuera, otro muy distinto. Si el Gobierno no quería incurrir en un alarmismo que consideraba innecesario, no necesitaba diseñar un engaño masivo a los ciudadanos. Ahora, con el daño hecho, cobra todo el sentido que, como adujo ayer el PP, actúe la Fiscalía, al menos para investigar. Y que, como mínimo, Sánchez tuviera la gallardía de someterse a una comisión de investigación parlamentaria, porque no es posible priorizar el tacticismo oportunista sobre la muerte de más de 100.000 personas. El Supremo tiene la obligación de acceder a los dictámenes ocultos, y todos los españoles, el derecho a conocerlos. Que a nadie le quepa duda de que si fueran favorables para Sánchez, ya estarían en notas de prensa de La Moncloa masivamente difundidas. El Gobierno ya se ha amparado demasiadas veces en las cuestiones de Estado y los secretos oficiales para sacudirse de encima problemas como el uso del Falcon, el caso Gali, los informes del Consejo de Estado contra sus leyes… Esto no va de filibusterismo gubernamental. Va de democracia, de transparencia y de verdad.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

Las discrepancias en el seno del equipo de Gobierno de Móstoles aumentan de forma proporcional al desarrollo del mandato. La última Junta de Gobierno,...

Tecnología

Cuando hace apenas unos días, una dependienta de una tienda de mascotas de Hong-Kong empezó a sentirse mal y a mostrar los primeros síntomas...

Madrid

Casi 700 kilómetros separan Madrid de Santiago de Compostela. Una distancia que convierte en todo un reto emprender el Camino, el único con mayúsculas,...

Madrid

Nuevas detenciones por el atropello mortal de El Álamo, el trágico desenlace en julio de 2020 de una reyerta entre dos clanes durante una...

Madrid

Las aguas residuales de Madrid se analizan diariamente para ver su nivel de carga vírica. El Covid-19 ha empezado a bajar en todos los...

Madrid

La Atención Primaria no está atravesando su mejor momento. El aumento de contagios de coronavirus causado por la variante Ómicron, descubierta poco antes de...

Cataluña

El próximo 4 de marzo a las 10.30 horas, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, prestará declaración, ante el magistrado del Juzgado de Instrucción...

Madrid

El Prado y el Thyssen echan el cierre por estos días de sus exposiciones temporales, ambas buenísimas, del arte barroco andaluz de Murillo el...

Advertisement