Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Tecnología

Rowenta X-Plorer Serie 75 Total Care, análisis: el adiós de la fregona cada vez está más cerca

Que un robot aspirador es un gran aliado para quienes quieren tener la casa limpia sin invertir demasiado tiempo en lograrlo no es ninguna sorpresa. De hecho, ya son auténticos must en muchos hogares. La vuelta de tuerca que esperamos de ellos es que lo hagan cada vez mejor, necesitando menos tiempo (porque eso implica molestar menos) y que el fregado sea por fin capaz de mirar de tú a tú a la fregona. Este Rowenta X-Plorer Serie 75 Total Care apunta alto prometiendo grandes resultados precisamente en esas tres asignaturas pendientes: lo hemos probado.


Ficha técnica del Rowenta X-Plorer Serie 75 Total Care

Rowenta X-Plorer Serie 75

Dimensiones

Robot: 35 cm diámetro

Peso

4,38 Kg

Capacidad del depósito

0,4 L sólidos/ 0,08 L líquidos

Potencia

2.700 Pa

Filtro

De alto rendimiento (filtra hasta un 99,9% de alérgenos del polvo según fabricante)

Conectividad

WiFi, compatible con Amazon Alexa y Google Assistant

App

Ruido

65 dB

Programable

Navegación inteligente

Qué hay en la caja

Robot aspirador, estación de carga, depósito de agua
mopas estándar, Animal Scrub y electrostática antialergias, herramienta de limpieza, manual

Batería

Sin datos del fabricante (150 metros cuadrados)

Autonomía

Tiempo de carga

4 horas

Precio

388 euros

Rowenta Robot Aspirador X-Plorer Serie 75 RR7687 | Navegación de Alta precisión | Kit de alergias | Modelo Animal Care | Limpieza 4 en 1 | Compatible con Smartphone y Voz | 150 m² | Color Blanco

Rowenta Robot Aspirador X-Plorer Serie 75 RR7687 | Navegación de Alta precisión | Kit de alergias | Modelo Animal Care | Limpieza 4 en 1 | Compatible con Smartphone y Voz | 150 m² | Color Blanco

Diseño: tu cara me suena

Si no sabes que este es un modelo de Rowenta, su color blanco y el módulo donde se integra el LiDAR pueden hacerte pensar que estás ante el Xiaomi Mi Vacuum.

En este sentido, no es que en Rowenta se hayan complicado mucho la cabeza con acabados o líneas, sino que han apostado por un diseño general consolidado que es solvente, aportando su personalidad en detalles que, como veremos más adelante, pueden marcar la diferencia. Pero vamos por partes.

En la parte superior nos vamos a encontrar, además de esa protuberancia donde se esconde el visor láser y que le impide colarse por lugares de poca altura, dos botones luminosos y el acceso al depósito.

Lo más característico y discordante es precisamente el depósito: no tiene asas, sino que has de pulsar sobre el botón «OPEN» para que salga hacia arriba, lo que resulta cómodo y práctico para no tocar el polvo ni preocuparse demasiado por si lo estamos haciendo bien.

Tampoco hay grandes sorpresas boca abajo: cuenta con un rodillo central que combina cerdas distribuidas de forma helicoidal con silicona y dos cepillos laterales, un conjunto ideado para lidiar con pelos y atraer la suciedad hasta la zona de succión.

Cuenta asimismo con dos grandes ruedas y una tercer más pequeña, encargadas de desplazar el robot. Además no faltan las clásicas pletinas para que se coloque sobre la base y comience la carga.

Por cierto, si andáis justos de espacio, la base del Rowenta X-Plorer Serie 75 Total Care es bastante compacta y discreta.

La zona lateral es completamente blanca con acabado mate como el resto del robot, con los habituales sensores para evitar chocar con obstáculos en el frontal.

Terminamos con el accesorio para fregar: con este robot aspirador podrás aspirar y fregar al mismo tiempo, ya que para esta última tarea tendrás que colocar un pequeño depósito con la mopa incrustada en la parte superior.

Configuración: 5 minutos de reloj y 0 problemas

Si alguna vez habéis configurado un robot aspirador con conectividad, hacer lo mismo con el Rowenta X-Plorer Serie 75 será coser y cantar. Pero si no es el caso, tenéis una guía rápida en la documentación y este análisis para salir de dudas.

1) Lo primero de todo será sacarlo todo de la caja, colocar la base con espacio suficiente alrededor para «desembarcar» y poner el robot a cargar aproximadamente 4 horas. Vamos, lo que necesita para llenarse del todo si estaba al 0%.

2) Aunque podríais mandarlo a limpiar simplemente dándole al botón, si queréis usar todas sus funciones, necesitaréis descargar la aplicación: es la Rowenta X-plorer Series 75&95, disponible para iOS y Android.

3) También necesitaréis una cuenta, para lo que os hará falta un correo electrónico. Una vez introducido y verificado, seleccionad el modelo entre los dos que aparecen.

4) Os va a tocar encender el robot con una pulsación larga sobre el botón de ON y pulsar los dos botones unos segundos hasta que entre en modo escucha (parpadearán en color blanco).

5) Introducid la contraseña de vuestro Wi-Fi (solo funciona con la banda de 2.4 Ghz).

6) Id a ajustes del teléfono y cambiar de vuestro Wi-Fi habitual a una nueva red que comenzará «SmartLife-XXX».

7) Ya es cuestión de esperar hasta que termine el emparejamiento, momento en el que aparecerá el maravilloso tick verde que indica que está todo bien.

Cómo es la limpieza

Como sucede con cualquier robot aspirador, si queréis los mejores resultados, lo mejor es despejar la casa ante posibles obstáculos: subir las silla a la mesa para asegurarnos de que pasa por allí, retirar cables y pequeños objetos, etc. No obstante, este Rowenta dispone de guiado láser, un sistema de navegación propio de los modelos más avanzados precisamente por su pericia desplazándose.

Si observáis al robot mientras trabaja, veréis que sigue un patrón de desplazamiento, primero cubriendo el perímetro interno de las estancias y posteriormente trazando líneas hasta cubrir el área.

Esta trayectoria la podéis confirmar también en la aplicación, donde tras la primera limpieza aparecerá un mapa bastante preciso de vuestra casa con una división de habitaciones estimada que en mi caso, era también bastante fiel. Si tenéis una casa multiplanta, puede guardar hasta 4 planos diferentes.

Le ha costado algo más de 20 minutos y no se ha atascado, pero le ha dado varios golpes al bebedero de la perra y ha intentado subirse sobre la báscula. En estas semanas de prueba sí que se ha atorado alguna vez, concretamente al tragarse un cable y al absorber una cortina que roza con el suelo.

Lo dicho: preparad el terreno si no queréis disgustos. Otra opción: marcad un cuadro del mapa como zona como prohibida y listo (aunque este sistema es poco preciso y termináis no aspirando más espacio del que desearíais).

Potencia y cepillo a la altura de peludos

Cuenta con cuatro modos de funcionamiento: Silencioso, Estándar, Max y Boost, siendo este último el más recomendable para lograr un equilibrio entre potencia y autonomía, ya que ajusta la potencia en función de la superficie, de modo que habrá ocasiones que alcance la máxima potencia (2.700 Pascales) y otros que considere que no necesita tanto músculo.

Asimismo dispone de un modo de detección de alfombras para optimizar la limpieza y evitar fregarlas cuando le colocáis el accesorio para tal fin. En mi casa no hay alfombras, así que no hemos tenido la oportunidad de probarlo este escenario.

Por defecto viene en el modo estándar y según mi experiencia, es la mínima potencia recomendable. He hecho la prueba de barrer la casa y después aspirar pensando que no iba a recoger nada: una mentira más sucia que mi suelo.

La cantidad de pelo, polvo y arenilla que recoge es sorprendente: el combo de la potencia de succión junto al sistema de rodillos funciona muy bien, algo que como persona que convive con una mascota agradezco enormemente.

Otro punto a su favor es que apura bastante el espacio disponible para pasar, vamos, que es capaz de meterse entre las patas de las sillas.

En general se trata de un robot silencioso – quizás más bien poco molesto –, y eso que tiendo a ponerlo en los modos más ambiciosos de aspiración. De hecho, es de los pocos aspiradores que no han perturbado el sueño de mi perra.

En cuanto a zonas de limpieza podéis elegir entre:
– Limpieza de toda la casa.

  • Limpieza por habitaciones, permitiéndote marcar las habitaciones y el orden en el que las limpias.

  • Limpieza por zonas, donde solo limpiará en el cuadro que marquéis. A no ser que viváis en una nave o un loft rectangular, no es una opción recomendable ya que seguramente incluyas partes de otras habitaciones o te dejes zonas sin limpiar.

  • Limpieza de un punto concreto al accionar «Spot«.

Hablemos de autonomía. Según Rowenta, este robot es capaz de limpiar hasta 150 metros cuadrados, aunque obviamente esto dependerá del modo que estemos usando.

Desoyendo nuestra propia recomendación de usar el modo Boost, optamos por el Max logrando una hora de funcionamiento hasta que el robot tiene que volver a la base para cargarse. Eso sí, una vez «toma aire», vuelve al punto donde se quedó y termina la tarea. No obstante, con el modo silencioso el tiempo de uso se estira hasta aproximadamente los 100 minutos.

Fregado: promesas cumplidas

Como otros muchos, este robot aspirador también friega el suelo. Pero la particularidad del Rowenta X-Plorer Serie 75 Total Care es que viene con varias mopas para fregar que prometen resultados mejores de lo habitual. Y es que al final, la vasta mayoría se limita a rozar el suelo con un paño húmedo con unos resultados bastante discretos.

Las mopas que vais a encontrar son tres:
– La roja es la Animal Scrub y cuenta con una combinación de fibras de alta densidad texturizada (con goma o similar) para rascar las manchas difíciles.

  • La azul tiene una densidad media, combina (fibra y líneas de goma) y es apta para todo tipo de suelos.

  • La mopa verde es la electrostática antialergias, hecha de suave fibra.

Para fregar solo tendrás que llenar con sumo cuidado el depósito para que no desborde, colocar la mopa que desees mediante un sistema de velcros después de humedecerla e integrar el conjunto en la parte inferior del aspirador.

Nos ha sorprendido que, pese al escasísimo volumen del depósito, ha sido capaz de fregar todo el suelo de casa más de una vez. Lo bueno es que el agua vertida es tan escasa que podrás pasar poco después.

¿Y los resultados? Como el suelo de toda mi casa es de baldosa, he apostado todo a la roja con acierto: ha sido capaz de retirar manchas pequeñas secas, por ejemplo de coca cola o de salsa de tomate del suelo. Se nota que la mopa rasca más, de modo que aunque no disponga de un sistema de «scrubbing» que incida más en el suelo, logre buenos resultados.

Un consejo: retira el accesorio una vez hayas terminado de fregar si no quieres que moje el suelo de la zona de la base (imprescindible si hay parquet)

No dejaría ni la fregona ni la escoba de lado por este robot aspirador, pero da la talla como para que puedas ponerte en «modo manual» solo una vez a la semana.

Cómo es la app

Si el diseño de este robot aspirador está repleto de detalles en apariencia «sencillos» pero con su razón de ser, la aplicación no se queda atrás.

Su interfaz es en general clara, sencilla y fácil de usar, aunque con algún detallito mejorable. A esto ayudan tanto los gráficos empleados como la combinación de colores, que ayudan a reconocer las diferentes opciones de forma inmediata

Así, en la pantalla principal encontraremos el mapa de nuestra casa y cinco opciones en primer plano:

  • «Carga», para enviarlo a la base en cualquier momento.
  • «Iniciar» para ponerlo en marcha.
  • En «Potencia» podremos elegir entre los diferentes modos y activar/desactivar la detección de alfombras
  • «Más», para acceder al menú de configuración. Probablemente sería más útil sacar esta opción más a la vista y ponerle el clásico icono del engranaje.
  • Las zonas de limpieza aparecen sobre estas cuatro opciones, y quizás estarían más claras con otra distribución.

En el mapa podremos delimitar zonas prohibidas y editar las estancias, si bien estas selecciones mediante líneas y rectángulos trazados a mano resultan poco prácticos al ser poco precisos.

Así que ármate de paciencia y dedícate a demilitar bien las habitaciones porque es lo más práctico para limpiezas parciales.

Ya hemos mencionado algunas de las principales funciones que vas a encontrar en la aplicación, pero hay más:

  • Programación del robot eligiendo zonas, potencia, horas y días.

  • Usarlo como mando a distancia para dirigir al robot

  • Localización del robot mediante una alarma sonora

  • Reestablecer el mapa

  • Configurar horarios para No Molestar

  • Configurar asistentes de voz (Alexa y Google Assistant)

  • Acceder al historial de limpieza

  • Visualizar el desgaste de los principales componentes en repuestos y mantenimiento.

Mantenimiento: un as en la manga que es un órdago

Como cualquier otro robot aspirador, si quieres que funcione bien y maximizar su vida útil tendrás que realizar algunas tareas de mantenimiento.

Después de aspirar, acceder al depósito es lo más fácil del mundo: pulsa OPEN para que el depósito salga disparado. Una vez en tu mano, tira de la tapa para que se abra y así vaciarlo.

En la parte superior encontrarás el filtro, que puedes sacar simplemente tirando para lavarlo con agua. Antes de introducirlo, asegúrate de que está seco.

En la caja venía una útil herramienta que te vendrá genial para limpiar de pelos y suciedad de los cepillos laterales y el rodillo central, aunque este último conviene retirarlo del robot tirando de las dos pestañas para limpiarlo mejor.

Por no dañar el suelo y evitar malos olores, retira siempre el accesorio de fregar, vacíalo y lava/seca la mopa que hayas usado.

No obstante y aunque cuides el robot con mimo, es ley de vida que tarde o temprano tengas que realizar sustituciones y mantenimiento. Según la marca esta es la frecuencia recomendada:

  • Cambia las mopas cada 100 lavados.

  • Limpia los cepillos laterales una vez al mes y cámbialos dos veces al año.

  • Cambia el filtro dos veces al año.

Y ahora es cuando la marca se saca dos ases en la manga: el primero es que el kit oficial de mantenimiento tiene un precio de lo más popular: 26,99 euros cuesta e incluye mopas, filtros y cepillos laterales.

El segundo es directamente un órdago a la obsolescencia programada: la casa alemana ofrece un compromiso de reparabilidad de 10 años en toda Europa «a coste mínimo», según Rowenta. Algo que en estos tiempos que corren no es moco de pavo.

Rowenta X-Plorer Serie 75 Total Care, la opinión de Xataka

El de los robots aspiradores es un mercado donde hace tiempo parece haberse alcanzado una madurez en un producto que se ha convertido en un imprescindible en la limpieza del hogar. No es el aspirador que mejor limpia, pero sí el más cómodo.

Hoy en día los retos están en seguir puliendo la navegación para evitar atascos, accidentes y no dejar partes sin limpiar y, para aquellos modelos que implementan esta función, ser más competentes en el fregado.

Y es aquí donde aparece el Rowenta X-Plorer Serie 75 Total Care, un robot aspirador que cumple satisfactoriamente en todos los aspectos que puedes esperar en este formato: buena navegación, aspiración solvente, cifras de autonomía más que suficiente, una aplicación útil e intuitiva.

Mención especial merece el fregado. Con un depósito increíblemente pequeño y sin movimientos extra de vaivén es capaz de retirar manchas secas gracias a una mopa con una original superficie texturizada, una solución a priori simple pero práctica.

Y cuando toque cambiarlos te llevarás otra agradable sorpresa: Rowenta ofrece un kit de recambios bastante completo a un precio muy atractivo. Pero eso no es todo: la garantía de reparabilidad para toda una década es una forma de nadar a contracorriente en estos tiempos de comprar, usar y tirar apostando por la sostenibilidad.

La guinda del pastel es el precio. No es un robot aspirador barato per se, pero para ser un modelo de gama alta – y por sus características, lo es – su precio es ajustado, no solo comparado con la marca de referencia del sector (iRobot), sino también con otras que apuestan por la calidad precio como Xiaomi, Roborock o Cecotec.


Rowenta Robot Aspirador X-Plorer Serie 75 RR7687 | Navegación de Alta precisión | Kit de alergias | Modelo Animal Care | Limpieza 4 en 1 | Compatible con Smartphone y Voz | 150 m² | Color Blanco

Rowenta Robot Aspirador X-Plorer Serie 75 RR7687 | Navegación de Alta precisión | Kit de alergias | Modelo Animal Care | Limpieza 4 en 1 | Compatible con Smartphone y Voz | 150 m² | Color Blanco

Este producto ha sido cedido para la prueba por parte de Dyson. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.


La noticia

Rowenta X-Plorer Serie 75 Total Care, análisis: el adiós de la fregona cada vez está más cerca

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Eva Rodríguez de Luis

.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.