Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Tecnología

Philips Fidelio T1, análisis: hay un nuevo rival a batir en la primera división de los auriculares, y ha llegado intimidando

El mercado de los auriculares tiene una salud de hierro. Según Grand View Research en 2020 tenía un valor total de 34 800 millones de dólares, una cifra abultada que de acuerdo con las previsiones de esta consultora se incrementará hasta rozar los 127 000 millones de dólares en 2027. Una previsión de crecimiento anual del 20,3% no está al alcance de todos los mercados, y no cabe duda de que es una golosina demasiado dulce para dejarla escapar.

Philips es una de las muchas empresas de electrónica de consumo que pelean por desarrollar su presencia en este mercado, y este año está poniendo toda la carne en el asador. Hace poco más de dos meses analizamos a fondo sus auriculares circumaurales Fidelio L3, y nos gustaron mucho. Más de lo que nos habían gustado la mayor parte de las últimas propuestas de esta marca que hemos tenido la ocasión de analizar.


Los Fidelio T1 son unos auriculares intraauditivos electrodinámicos completamente inalámbricos equipados con la última revisión de la tecnología de cancelación activa del ruido de Philips

Esto ha provocado que hayamos recibido los Fidelio T1 que podéis ver en la imagen de portada de este análisis con una mezcla de curiosidad y expectación. Esta es su carta de presentación: son unos auriculares intraauditivos electrodinámicos completamente inalámbricos (True Wireless) equipados con la última revisión de la tecnología de cancelación activa del ruido desarrollada por los ingenieros de Philips.

Son una propuesta de gama alta, y esta vocación deja su huella tanto en su precio (cuestan 300 euros) como en su acabado y sus prestaciones sonoras. Ahí va un pequeño espóiler: son unos de los auriculares más lujosos que hemos probado, y su calidad de sonido global les va a permitir dar mucha guerra en la gama alta. No obstante, con esta descripción solo estamos arañando la superficie debido a que su diseño acústico y su tecnología de cancelación del ruido nos deparan varias sorpresas muy jugosas.

Philips Fidelio T1: especificaciones técnicas

PHILIPS FIDELIO T1 Características
TIPO DE AURICULARES Intraauriculares electrodinámicos completamente inalámbricos (True Wireless) con cancelación del ruido
ARQUITECTURA Dos vías
IMPEDANCIA 16 ohmios
DIÁMETRO DE LOS ALTAVOCES 10 mm
SENSIBILIDAD 103 dB
RESPUESTA EN FRECUENCIA 7 Hz a 40 kHz
ENTRADA DE ALIMENTACIÓN MÁXIMA 5 mW
CANCELACIÓN DEL RUIDO ACTIVA
TECNOLOGÍA ANC Híbrida (ANC Pro+)
MICRÓFONOS PARA ANC 4
MICRÓFONOS PARA LLAMADAS 3
BLUETOOTH 5.2
CÓDECS SOPORTADOS LDAC, AAC y SBC
ALCANCE MÁXIMO 10 m
PERFILES DE BLUETOOTH A2DP, AVRCP y HFP
RESISTENCIA AL AGUA IPX4
BATERÍA Polímero de litio
60 mAh (auriculares) y 650 mAh (estuche de carga)
CONECTOR DE CARGA USB-C
DIMENSIONES DEL ESTUCHE DE CARGA 8,49 x 5,15 x 3,24 cm
PESO DEL ESTUCHE DE CARGA 109 g
PRECIO 299,99 euros

Philips Fidelio T1. Auriculares realmente inalámbricos (True Wireless)

Philips Fidelio T1. Auriculares realmente inalámbricos (True Wireless)

Este acabado tan bien ejecutado entra por los ojos y convence al tacto

Antes de seguir adelante me parece importante atribuir a estos auriculares una peculiaridad: son mucho más bonitos cuando los tienes delante, en vivo, que en las fotografías. Ni siquiera las imágenes que publica la propia Philips en su página web les hacen justicia. Honestamente, son los intraauriculares más bonitos que he analizado hasta ahora. Y también unos de los que están mejor acabados.

No obstante, Philips no se ha esmerado únicamente con los auriculares; el estuche de carga también es una preciosidad. Está fabricado completamente en aluminio, y su mecanizado es impecable (no he encontrado el más mínimo defecto por más que me he esforzado en dar con uno).

La parte superior de la tapa que nos permite extraer los auriculares está revestida con una lámina de piel Muirhead que le da un aspecto elegante y sofisticado

Además, como podéis ver en la siguiente fotografía, la parte superior de la tapa que nos permite extraer los auriculares está revestida con una lámina de piel Muirhead que le da un aspecto elegante y sofisticado. Eso sí, este material es algo frágil debido a que se degrada si lo exponemos a la luz solar de forma prolongada, al calor o a la humedad (lo reconoce sin tapujos el propio fabricante).

El estuche de carga incorpora una batería de polímero de litio de 650 mAh, y cada auricular tiene, como es lógico, su propia batería con la misma composición química de la batería del estuche de carga, pero con una capacidad de 60 mAh. En la siguiente sección del análisis indagaremos en las cifras de autonomía que nos ofrecen estos Fidelio T1 tanto sin utilizar el estuche de carga como recurriendo a él.

Como podéis ver en las fotografías que ilustran este análisis, el recinto de los auriculares también está mecanizado íntegramente en un aluminio cepillado realmente bonito y muy agradable al tacto. El aluminio es más pesado que el policarbonato que utilizan la mayor parte de los auriculares, pero no lo suficiente para condicionar negativamente la ergonomía de estos Fidelio T1.

Además, las almohadillas de espuma intercambiables que incluyen son muy suaves y se adaptan bien al contorno de nuestro conducto auditivo, por lo que podemos utilizarlos durante sesiones de escucha prolongadas de una forma cómoda. En mis pruebas los usé durante sesiones maratonianas y apenas percibí la fatiga derivada del estrés mecánico que impone la ergonomía cuando no está bien resuelta. Pero no es el caso. En lo que se refiere a su ergonomía y su construcción estos auriculares de Philips han salido muy bien parados.

En combate gustan, pero lo que los coloca en la primera división es su autonomía

Las apps que nos proponen los fabricantes de auriculares inalámbricos suelen tener un impacto profundo en nuestra experiencia. Al fin y al cabo debemos recurrir a ellas para actuar sobre la cancelación activa del ruido, el control del sonido ambiental, o, sencillamente, para consultar el estado de la batería de los auriculares, e, incluso, el nivel de carga de la batería integrada en el estuche, entre otras opciones.

La app ‘Philips Headphones’ está disponible, como es habitual, tanto para Android como para dispositivos iOS, y está a la altura de las circunstancias. Es intuitiva, resulta fácil encontrar aquella función que queremos modificar y tiene todo lo que los usuarios solemos pedir a una herramienta que debe ayudarnos a sacar el máximo partido posible a nuestros auriculares. No tiene nada que la haga sobresalir, pero tampoco echo en falta nada relevante.

Estos Fidelio T1 tienen una interfaz táctil, por lo que podemos llevar a cabo muchas operaciones sin necesidad de recurrir a nuestro smartphone. Tocando la superficie de los auriculares podemos actuar sobre la reproducción; recibir y finalizar llamadas; activar y desactivar la recogida del sonido ambiental, etc. La sensibilidad de la superficie táctil no es perfecta porque en alguna ocasión me he visto obligado a repetir el toque para conseguir el efecto que buscaba, pero es algo tan poco frecuente que apenas tiene un impacto en nuestra experiencia.

Cada uno de los auriculares incorpora una matriz de tres micrófonos distribuidos estratégicamente en el recinto con el propósito de que recojan nuestra voz con la máxima precisión posible durante las llamadas. Y sí, lo consiguen. Los he probado en la calle, con viento y un ruido de tráfico intenso, e incluso en estas condiciones agresivas es posible mantener una conversación telefónica razonablemente cómoda. Los auriculares no solo consiguen recoger nuestra voz discriminándola del ruido ambiental; también nos entregan con claridad la voz de la persona con la que estamos hablando.

Un apunte que merece la pena que no pasemos por alto: estos Fidelio T1 implementan tecnología Bluetooth multipunto, por lo que podemos enlazarlos simultáneamente con dos dispositivos, como, por ejemplo, un teléfono móvil con Android o iOS y un ordenador portátil. Para conmutar entre uno y otro solo tenemos que iniciar la reproducción de contenido en el dispositivo que no está enviando el sonido a los auriculares en ese momento, e inmediatamente la conexión le dará prioridad. No es necesario que manipulemos los intraauriculares.

Vamos ahora con el que sin duda es el auténtico talón de Aquiles de muchos auriculares con cancelación activa del ruido: la autonomía. La duración de la batería está condicionada por la utilización que hagamos de la cancelación del ruido o el tratamiento del sonido de ambiente, por el nivel de presión sonora al que nos gusta escuchar nuestra música, y también por el tipo de contenido que reproducimos. Esto explica por qué es imposible obtener una cifra tajante.

Con la cancelación del ruido habilitada con la máxima atenuación y un nivel de presión sonora moderado la autonomía de estos auriculares oscila entre 8 y 8,5 horas

En cualquier caso, con la cancelación del ruido habilitada con la máxima atenuación y un nivel de presión sonora moderado para proteger la salud de nuestros oídos la autonomía oscila entre 8 y 8,5 horas. Y estas cifras están realmente bien. De hecho, son ligeramente más altas que las que arrojaron en nuestro análisis los WF-1000XM4 de Sony, que son una de nuestras actuales referencias, lo que en este ámbito coloca los Fidelio T1 en la primera división. Además, la funda nos permite cargar los auriculares completamente hasta tres veces.

Se hacen respetar como está mandado: blandiendo su calidad de sonido

Para poner a prueba su calidad de sonido recurrí a Poweramp, un reproductor de música gratuito para Android que nos ofrece la flexibilidad, la versatilidad y el nivel de control que necesitamos para nuestros tests. Aquí tenéis el listado completo de los cortes musicales que hemos utilizado en nuestro banco de pruebas. Estos temas los hemos escogido ante todo por la gran calidad de la grabación y la toma de sonido, aunque también hemos intentado que estén representados el mayor abanico de géneros musicales posible:

  • ‘Stir it up’, de Bob Marley (FLAC 24 bits y 96 kHz)
  • ‘You make me feel like a natural woman’, de Susan Wong (FLAC 24 bits y 96 kHz)
  • ‘Redbud tree’, de Mark Knopfler (FLAC 24 bits y 96 kHz)
  • ‘Autumn in Seattle’, de Tsuyoshi Yamamoto Trio (PCM 16 bits y 44,1 kHz)
  • ‘Spanish Harlem’, de Rebecca Pidgeon (PCM 16 bits y 44,1 kHz)
  • ‘You’ve got a friend’, de Susan Wong (FLAC 24 bits y 96 kHz)
  • ‘Wasted time’, de Eagles (PCM 16 bits y 44,1 kHz)
  • ‘Vivaldi – Flute concerto in D’, Chesky Records (PCM 16 bits y 44,1 kHz)
  • ‘Stimela’, de Hugh Masekela (PCM 16 bits y 44,1 kHz)
  • ‘Lush life’, de Billy Strayhorn (FLAC 24 bits y 96 kHz)
  • ‘Afro blue’, de Mongo Santamaria (FLAC 24 bits y 96 kHz)
  • ‘April in Paris’, de Duke/Harburg (FLAC 24 bits y 96 kHz)
  • ‘No sanctuary here’, de Chris Jones (FLAC 24 bits y 44,1 kHz)
  • ‘Under the boardwalk’, de Mighty Echoes (PCM 16 bits y 44,1 kHz)

Todo lo que hemos visto hasta ahora nos ha preparado para la que, en mi opinión, es la cualidad más importante de estos auriculares: su calidad de sonido global. No quiero ser excesivamente entusiasta, pero, honestamente, los he probado a fondo durante tres semanas, y no de una forma apresurada, y tienen un sonido fabuloso. De hecho, su pedigrí audiófilo requiere que las grabaciones tengan una cierta calidad si queremos que nos entreguen todo su potencial.

Estos Fidelio T1 nos entregan un sonido consistente y en absoluto estridente en la mayor parte de los géneros musicales

Por arriba van muy bien porque resuelven los agudos con detalle y sin agresividad. De hecho, una de las características más interesantes de estos Fidelio T1 es que nos entregan un sonido consistente y en absoluto estridente en la mayor parte de los géneros musicales. Van bien con el rock progresivo y el pop, pero también con la música clásica y el jazz, entre otros géneros. Además, reproducen la gama media, las voces, con naturalidad, y, sobre todo, con mucha credibilidad. El corte ‘Stimela’, de Hugh Masekela, es especialmente complejo por su dinámica, y también por la peculiar voz de este intérprete, y estos auriculares lo han ejecutado con buena nota.

No obstante, he dejado expresamente lo mejor para el final: sus graves. Y es que, en mi opinión, la característica que permite a estos auriculares batir con rotundidad a todos los modelos inalámbricos de su segmento de precio que he probado hasta ahora es la forma en que reproducen las frecuencias bajas gracias en cierta medida a su arquitectura de dos vías. Su grave es voluptuoso y detallado. Tiene autoridad, pero en ningún momento enmascara el resto del espectro de frecuencias audible. En definitiva, es adictivo.

En cualquier caso, aún nos queda un apartado importante en el que todavía no hemos indagado: el rendimiento de su cancelación activa del ruido. He comprobado cómo se enfrentan a la inhibición del ruido emitido por el motor de un coche, por el tráfico cuando caminamos por una ciudad, por el rozamiento que se produce entre las ruedas de un tren y los raíles, y también comprobé cómo atenúan la voz humana, entre otros escenarios de prueba.

El mejor resultado lo obtenemos cuando el algoritmo de cancelación se ve obligado a suprimir sonidos de ambiente constantes y persistentes, como, por ejemplo, el ruido del motor de un coche. En este escenario estos Fidelio T1 juegan en la misma liga de los WF-1000XM4 de Sony y los EAH-AZ70W de Technics, algo que no está al alcance en absoluto de muchos intraauriculares. Cuando el ruido es heterogéneo y tiene una intensidad variable la eficacia de la cancelación se reduce, pero, aun así, consigue atenuarlo lo suficiente para que podamos disfrutar nuestra música o cualquier otro contenido que estemos escuchando con bastante placidez.

Philips Fidelio T1: la opinión y nota de Xataka

Estos auriculares no son baratos, pero valen lo que cuestan. Como hemos visto a lo largo del análisis, están muy bien acabados, tienen un diseño cuidado y Philips ha resuelto muy bien su ergonomía. Además, su autonomía los coloca entre los mejores intraauriculares con cancelación activa del ruido, y nos proponen un soporte de códecs a la altura de lo que deben ofrecernos unos auriculares inalámbricos de gama alta.

Tienen el mejor extremo grave que he escuchado en unos auriculares de este tipo

Por otro lado, su cancelación del ruido les permite pelear sin complejos en la primera división, y su calidad de sonido global, como acabamos de ver, es fabulosa. De hecho, tienen el mejor extremo grave que he escuchado en unos auriculares de este tipo. Aun así, tienen margen de mejora. Pequeño, pero lo tienen.

La piel del estuche es bonita, pero también es delicada, por lo que puede degradarse si no la tratamos con mimo. Además, el control táctil no es infalible, y en ocasiones nos obliga a repetir el toque para conseguir el efecto que buscamos. En cualquier caso, estos dos hándicaps no empañan la experiencia que nos proponen estos Fidelio T1. Se los recomiendo a cualquier entusiasta al que, eso sí, su precio le encaje.

9

Diseño9,25
Calidad de sonido9,25
Cancelación del ruido9
Ergonomía9
Experiencia de uso8,5
Autonomía9,5

A favor

  • Su acabado, su diseño y su ergonomía son sobresalientes
  • Tienen una calidad de sonido global fabulosa
  • Su cancelación activa del ruido rivaliza con las mejores
  • Por su autonomía pelean sin complejos en la primera división

En contra

  • La piel del estuche es delicada, por lo que con el tiempo puede degradarse y afearse
  • La interfaz táctil en ocasiones nos obligará a repetir el toque para desencadenar el efecto que buscamos

Philips Fidelio T1. Auriculares realmente inalámbricos (True Wireless)

Philips Fidelio T1. Auriculares realmente inalámbricos (True Wireless)

Estos auriculares han sido cedidos para este análisis por Philips. Puedes consultar nuestra política de relaciones con las empresas.

Más información | Philips


La noticia

Philips Fidelio T1, análisis: hay un nuevo rival a batir en la primera división de los auriculares, y ha llegado intimidando

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Juan Carlos López

.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

Marta Rivera de la Cruz (Lugo, 1970) defiende una Cultura para todos. Está dispuesta a colaborar con otras administraciones: «Cuando me dejan, no cuando...

Tecnología

El 22 de diciembre, cuatro cisnes silvestres y una cigüeña común aparecieron muertos junto al cauce del río Segre, en Lleida. No lo sabíamos,...

Ciencia

China, tercera potencia en alcanzar la Luna, quiere tenerla también en la Tierra. Prepara una ‘Luna artificial’, una instalación de investigación pionera que permitirá...

Deportes

El Saudi International, que en un principio había sido un eslabón más en la apuesta que Arabia está realizando para promocionarse a través de...

Tecnología

Cuando hace apenas unos días, una dependienta de una tienda de mascotas de Hong-Kong empezó a sentirse mal y a mostrar los primeros síntomas...

Madrid

Las discrepancias en el seno del equipo de Gobierno de Móstoles aumentan de forma proporcional al desarrollo del mandato. La última Junta de Gobierno,...

Madrid

La imagen que agitó el año pasado la política capitalina se repite. Los concejales carmenistas Marta Higueras y José Manuel Calvo se sentaron este...

Cataluña

Los tres concejales de Cs en Sitges (Barcelona) anunciarán hoy que dejan la formación naranja y se incorporan al proyecto constitucionalista de Valents, según...

Advertisement