Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Tecnología

Xiaomi Buds 3T Pro, análisis: los auriculares TWS más exclusivos de Xiaomi (para lo bueno y lo malo)

En su afán por tener una mayor (si cabe) presencia en todos los segmentos de productos posibles, Xiaomi lanzó en España hace algunas semanas los Xiaomi Buds 3T Pro. Son unos auriculares TWS que, en pocas palabras, vienen a ser la opción más potente del catálogo de Xiaomi.

Nos prometen sonido en alta definición, audio espacial, cancelación de ruido de hasta 40 dB y una autonomía alta. ¿La realidad? Que hay promesas cumplidas y otras que… no tanto. Esto y mucho más es lo que vamos a ver en este, su análisis. Sin más dilación, vamos con ello.


Ficha técnica de los Xiaomi Buds 3T Pro

Xiaomi Buds 3T Pro Carbon Black + USB-C Cable 1m White, Auriculares inalámbricos con Cable USB-C de 1 m Integrado, conexión Bluetooth 5.2, Capacidad de cancelación de Ruido

Xiaomi Buds 3T Pro Carbon Black + USB-C Cable 1m White, Auriculares inalámbricos con Cable USB-C de 1 m Integrado, conexión Bluetooth 5.2, Capacidad de cancelación de Ruido

Diseño: cómodos y bonitos

Comenzamos, como siempre, hablando del diseño. Los Xiaomi Buds 3T Pro son unos auriculares completamente inalámbricos similares a otros tantos que hemos visto ya en el mercado. Como tales, constan de un cabezal donde encontramos el driver y un micrófono y un mástil, que aloja dos micrófonos, la base de carga y la zona de control mediante pulsaciones, de la que hablaremos más adelante.

Cada auricular pesa 4,9 gramos, que no está nada mal. Los auriculares están hechos de plástico (negro, en nuestro caso, aunque también están disponibles en blanco) con dos acabados y se sienten bien terminados. La mayor parte de la superficie de los auriculares es mate, mientras que la zona frontal, lo que mirará hacia fuera cuando los llevemos puestos, es de plástico brillante. La zona mate agarra más y se ensucia menos, mientras que la zona brillante agarra menos y se llena de huellas. No obstante, en general nos parecen bastante bonitos y elegantes.

Algo que llama la atención del mástil es la pequeña protuberancia que hay en la zona central. Esta, y solo esta, es la zona que tendremos que apretar para hacer los gestos. Dicha zona está disponible en ambos auriculares y, como veremos en el siguiente apartado, no termina de ser particularmente cómoda. La superficie es pequeña, hay que aplicar cierta presión y eso hace que hacerse a los gestos lleve un tiempo.

En cuanto a la fijación de los auriculares, al ser intraaurales se quedarán fijos en nuestro canal auditivo gracias a unas almohadillas de silicona. En la caja hay de varios tamaños y, como siempre decimos, es importante probarlas todas para encontrar las que mejor nos queden. Eso es importante, no solo porque hará que los auriculares no se nos caigan, sino porque ayudarán a mejorar la cancelación pasiva de ruido (que es la que se produce al sellar el canal auditivo).

Los auriculares son cómodos, incluso para usarlos en largas sesiones. Dependerá, evidentemente, de la almohadilla que usemos, pero si nos molestamos en buscar la que nos quede mejor seguramente no tengamos ningún problema a la hora de llevarlos puestos durante mucho rato. En resumidas cuentas, sin ofrecer nada nuevo o que no hayamos visto ya, los auriculares cumplen su función, que es ser cómodos y sentar bien en la oreja.

En lo que al estuche se refiere, está hecho del mismo plástico mate que el cuerpo de los auriculares. Tiene un tamaño bastante comedido, similar al de los AirPods Pro de Apple, por ejemplo. La tapa tiene un cierre magnético fuerte y la bisagra se siente resistente, haciendo un fabuloso «clonk» al cerrarse que da gusto escuchar. Apenas abulta en el bolsillo y no pesa, así que sin quejas en este aspecto.

En el frontal tenemos un LED que nos indica el estado de carga y que nos guiará durante la vinculación, mientras que en la parte inferior tenemos el puerto USB tipo C y el botón de reseteo. En la parte trasera encontramos la zona de carga inalámbrica que podremos usar para recargar estuche y auriculares si tenemos una base de carga inalámbrica por casa. Nada nuevo bajo el sol. Es un diseño conocido, funcional y que convence.

Experiencia: Xiaomi, no te entiendo

Ahora que los hemos visto por fuera, vamos a ver qué tal la experiencia. Para ello, lo primero es hablar de compatibilidad, y es que estos auriculares son compatibles con iOS, Android y realmente cualquier dispositivo con Bluetooth. De hecho, tienen soporte multidispositivo. Usan tecnología Bluetooth 5.2 y tienen un buen puñado de funciones interesantes que, desgraciadamente, son exclusivas de dispositivos Xiaomi. Lo cierto es que estos auriculares tienen cosas que no entendemos.

Por un lado, llama la atención que Xiaomi, que tiene ese ecosistema de productos conectados tan grande, no haya integrado estos auriculares en alguna de sus apps. Los auriculares no tienen app de gestión, por lo que nada de modificar los gestos, acceder a un ecualizador, etc. Lo único similar es, si tenemos un Xiaomi 12 Pro, 12, 11T Pro, 11T, Mi 11, Mi Note 10 o Mi Note 10 Lite, una miniapp integrada en el sistema que sí permite alternar entre los modos de sonido, consultar la batería y remapear los gestos, pero claro, depende de que tengamos uno de estos móviles Xiaomi y no es mi caso.

Lo mismo se aplica al emparejamiento rápido, que solo está disponible en los Xiaomi 12 Pro, 12, 11T Pro, 11T, Mi 11, Mi Note 10 y Mi Note 10 Lite. El sonido espacial, el sonido envolvente y el seguimiento de la cabeza, lo mismo, solo en los Xiaomi 12 Pro, 12, 11T Pro y Mi 11. El códec LHDC 4.0, que ofrece sonido en alta definición, solo en los Xiaomi 12 Pro y Xiaomi 12 (y en móviles que lo soporten, que no son muchos). Dicho de otra forma, o tienes uno de estos auriculares Xiaomi o no vas a poder exprimir al máximo las opciones que prometen los auriculares.

Y sí, es cierto que Xiaomi tiene una presencia importante en España, cerrando 2021 con un 29% de cuota de mercado, pero hay usuarios que tienen un Realme, un Samsung, un dispositivo Apple, un OPPO, etc. Vale que limites ciertas funciones a ciertos modelos (como hace Samsung, sin ir más lejos), pero hay una línea entre eso y no permitir que cualquier usuario pueda acceder a los principales puntos fuertes de estos auriculares. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

Dicho lo cual, y partiendo de la base de que yo he usado estos auriculares en mi móvil personal, un iPhone 13, hablemos de la experiencia. Que sea un iPhone nos importa poco a efectos prácticos, porque visto lo visto la experiencia sería igual en cualquier móvil que no esté listado más arriba. En lo que se refiere a los gestos, lo que Xiaomi nos propone por defecto son los siguientes:

Los gestos responden bien y apenas hay retardo entre gesto y acción, pero no son particularmente intuitivos. Para hacer los gestos tenemos que apretar el mástil en una zona muy concreta haciendo un pelín de fuerza, algo que provoca que movamos los auriculares siempre que vamos a hacer algo. Personalmente, me parece mucho mejor que haya una superficie táctil, sea en el mástil o el cabezal, que tener que apretar, pero cuestión de gustos.

Uno de los gestos (dejar pulsado) nos permite alternar entre los modos de sonido (modo de transparencia y modo ANC). Como veremos más adelante, la cancelación de ruido no es nada del otro mundo y en muchas ocasiones, como mientras trabajamos, es difícil apreciar la diferencia. Habría agradecido que los auriculares dieran algún tipo de feedback para indicar que la ANC está activada o desactivada más allá de un pitidito que, a bote pronto, no sabes qué significa.

Y lo cierto es que poco más podemos decir. Al tener el resto de funciones tan limitadas a modelos concretos, no hemos tenido ocasión de probar algunas funciones como el sonido espacial, el envolvente y el seguimiento de cabeza. Esto es algo que debemos tener en cuenta a la hora de decidirnos o no por ellos. Al menos en nuestra experiencia, en este apartado los Xiaomi Buds 3T Pro nos han dejado con un sabor de boca bastante agridulce. Compro la idea de limitar ciertas funciones a ciertos modelos, pero Xiaomi, una app de gestión para, al menos, poder conocer la batería de los auriculares y cambiar los gestos no habría estado de más.

Calidad de sonido: lo esperable, para bien

En lo que a calidad de sonido se refiere, los Xiaomi Buds 3T Pro nos han dejado satisfechos. Por un lado, estos auriculares son compatibles con AAC, SBC y, en algunos casos muy puntuales, LHDC 4.0 (Low Latency High-Definition Audio). Este códec admite un bitrate de hasta 900 kbps y 24 bits/96 kHz, pero el problema está en que este códec es compatible con un escaso puñado de móviles de OPPO, Huawei, Xiaomi y Redmi. Por no hablar de que si usáis Spotify, que emite a un máximo de 320 kbps, no lo vamos a apreciar en exceso.

Dicho de otra forma, aunque son unos auriculares preparados para reproducir música en una definición superior a la media de los auriculares de este tipo, lo más probable es que no exprimamos el códec LHDC 4.0 al ser compatible con pocos dispositivos. Eso, y que tendremos que tener acceso a música en dicha resolución, algo que ofrecen plataformas como Apple Music, Amazon Music HD, Tidal, Qobuz y compañía.

Aclarado esto, ¿cómo se escuchan? Pues lo cierto es que bastante bien. Los auriculares valen 169,99 euros y ofrecen el rendimiento que cabría esperar. Los agudos y medios están equilibrados, son suaves y no hemos notado una saturación excesiva en volúmenes altos (para el rango de precios del que estamos hablando, sobra decir). En temas como ‘Monster (Under My Bed)’, de Kall Me Karizma, podemos apreciar y disfrutar las guitarras y la aguda voz de Morgan Parriott sin problema, al igual que los platillos y la guitarra en ‘Mr. Brightside’, de The Killers. En temas como ‘Bloody Valentine’, de Machine Gun Kelly, también podemos ubicar perfectamente la batería, la guitarra y la voz de Colson Baker. Este es un buen ejercicio mental que podemos hacer para comprobar qué tal la escena sonora.

En cuanto a los graves, Xiaomi ha hecho un buen trabajo para mantenerlos a raya y que tengan pegada, pero sin llegar a ser estridentes. Podéis comprobarlo en ‘BOOM’, de X Ambassadors o ‘Take the Power Back’, de Rage Against the Machine. El sonido es nítido, limpio y muy agradable. Como decíamos, nos hemos quedado con buen sabor de boca y sería raro que un usuario con el oído poco entrenado sacase una pega.

Si hablamos de la calidad de las llamadas, nuestra voz se escucha nítida pero con cierto sonido de fondo, el típico sonido metálico. No es demasiado exagerado y es posible hacer una llamada sin que sea desagradable en absoluto. Nosotros, por nuestra parte, escuchamos claro y nítido a nuestro interlocutor. Vamos, que nos podemos quedar tranquilos en este aspecto.

Cancelación de ruido: 40 dB… bueno…

Si la calidad de sonido nos ha gustado, con la cancelación de ruido nos hemos llevado un chasco. Xiaomi asegura que sus auriculares son capaces de cancelar hasta 40 dB y eliminar «el ruido de fondo en un 99%». La realidad es bastante distinta. La cancelación de ruido se nota, pero no consigue competir con otros modelos como los Galaxy Buds Pro, los Jabra Elite 85t o los AirPods Pro, mucho menos con los Sony WF-1000XM4.

En exteriores, los auriculares son capaces de cancelar ligeramente el ruido de fondo, pero el sonido del viento fuerte, pitidos e incluso el barullo de una cafetería se colarán sin lugar a dudas. En interiores, teletrabajando por ejemplo, podremos seguir escuchando el sonido del teclado mecánico y el típico de la casa, como abrir y cerrar una puerta cercana, una plancha o un lavavajillas.

La experiencia con estos auriculares en lo que a ANC se refiere ha sido más parecida a la que tendríamos con unos auriculares de gama media que unos de gama alta. El modo transparencia también es regular, en tanto que deja entrar un poco más de ruido, pero sin llegar a ser posible mantener una conversación. Vamos, que estos auriculares lo tienen complicado estando, por ejemplo, los FreeBuds Pro de Huawei a 179 euros y, en muchas ocasiones, rebajados rozando los 100 euros.

Si tenemos un móvil Xiaomi de los mencionados antes, podremos, desde la app, ajustar la cancelación de ruido para que sea profunda, balanceada, leve o adaptativa. Volvemos a lo mismo: si esto es una función útil y necesaria de los auriculares, ¿qué sentido tiene que no pueda acceder a ella desde una app para Android o iOS?

Batería: promesas cumplidas

Terminamos este análisis hablando de la batería. En el interior de los auriculares encontramos 38 mAh y en el estuche, 480 mAh. Según Xiaomi, podemos conseguir hasta seis horas de reproducción continua con una sola carga y, si bien es cierto que eso dependerá del volumen, de si usamos la cancelación de ruido, de si tenemos activado el sonido espacial, etc., podemos concluir que es una cifra bastante precisa.

En nuestras pruebas, los auriculares han rondado las cinco horas y media de autonomía con la ANC, minutos arriba minutos abajo, por lo que nos hemos quedado con buen sabor de boca. Con el estuche podemos recargarlos unas tres veces. Básicamente, podemos llegar al día de autonomía global, que no está nada mal. El estuche se puede cargar vía USB tipo C o mediante una base inalámbrica y tarda alrededor de una hora en cargarse por completo.

Xiaomi Buds 3T Pro, la opinión de Xataka

Los Xiaomi Buds 3T Pro nos han dejado con un sabor de boca un tanto agridulce. Si nos ceñimos a la función básica de unos auriculares, que son que sean cómodos, que se escuchen bien y que aguanten bastante, estos cumplen sin duda. El sonido es bueno y la autonomía es más que suficiente para echar el día. Si eso es lo que buscamos, estos auriculares nos satisfarán sin lugar a dudas.

Ahora bien, que Xiaomi haya decidido limitar las funciones más interesantes a ciertos modelos de la firma y que, por no haber, no haya ni una modesta app para ajustar la configuración de los gestos, los modos de sonido o algo tan simple como actualizarlos, es algo a considerar. Son unos auriculares solventes, por supuesto, pero para exprimirlos al máximo vamos a tener que tener móviles muy concretos de la firma, y eso, desgraciadamente, no sucederá en todos los casos.

Aunque son unos auriculares que cumplen en lo que tienen que cumplir, dejan un poco que desear en cuanto a compatibilidad y versatilidad. En manos del usuario queda poner las cartas sobre la mesa y decidir qué pesa más, hasta dónde podremos llevar estos auriculares y si merecen o no la pena.

7,8

Diseño8,75
Calidad de sonido8
Cancelación de ruido7
Ergonomía9
Experiencia de uso6
Autonomía8,25

A favor

  • El sonido es delicioso para su precio.
  • Tienen una buena autonomía.
  • Son realmente cómodos.

En contra

  • La cancelación de ruido activa podría ser más efectiva.
  • Gran parte de las funciones interesantes están limitadas a ciertos móviles de Xiaomi.
  • No tiene una app de gestión para móviles no Xiaomi.

Xiaomi Buds 3T Pro Carbon Black + USB-C Cable 1m White, Auriculares inalámbricos con Cable USB-C de 1 m Integrado, conexión Bluetooth 5.2, Capacidad de cancelación de Ruido

Xiaomi Buds 3T Pro Carbon Black + USB-C Cable 1m White, Auriculares inalámbricos con Cable USB-C de 1 m Integrado, conexión Bluetooth 5.2, Capacidad de cancelación de Ruido

Estos auriculares han sido cedidos para la prueba por parte de Xiaomi. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.


La noticia

Xiaomi Buds 3T Pro, análisis: los auriculares TWS más exclusivos de Xiaomi (para lo bueno y lo malo)

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Jose García

.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Gastronomia

Cada año, el día 13 de mayo se celebra el ‘Día Mundial del Cóctel’. Esta conmemoración tiene su origen en este mismo día, pero...

Gastronomia

La mejor pizza de Europa no es italiana. No al menos en la lista que la guía especializada 50 Top Pizza elabora anualmente y...

Ciencia

Este 12 de mayo de 2022 es un día para enmarcar en la Historia: se ha hecho pública la primera imagen directa y real...

Tecnología

Harley-Davidson ha dado a conocer la que será su eléctrica más económica. Convivirá con la LiveWire, teniendo esta hermana pequeña un diseño mucho menos...

Madrid

El Ayuntamiento de Madrid blinda el entorno de la Pradera de San Isidro, Las Vistillas y la Plaza Mayor para garantizar la seguridad de...

Tecnología

Un experimento realizado en ratones ha abierto una nueva vía de investigación en la lucha contra enfermedades como el Alzheimer. Se trata de un...

Casa Real

«Hace mucha ilusión darle la mano al Rey y además es muy guapo. Tenemos un Rey muy chulo. Guapo, amable y muy bien presentado»....

Tecnología

Durante décadas, los científicos nos han dicho que en el centro de nuestra galaxia hay un enorme agujero negro. Uno cuatro millones de veces...

Advertisement