Hola, ¿Qué estás buscando?

Europa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Tecnología

El coche más caro del mundo es el nuevo Rolls-Royce Boat Tail, que vale la friolera de 23 millones de euros

En este mundo hay cosas con las que el usuario medio puede solo soñar. Podrían ser, por ejemplo, tener una isla privada, un yate de 500 millones como el de Jeff Bezos, un avión privado o, por qué no, un coche de 23 millones de dólares. Porque sí, esos vehículos de lujo extremo existen. ¿Y cuál es el más caro? El nuevo Rolls-Royce Boat Tail, un descapotable que cuesta nada más y nada menos que 23 millones de euros.

De este vehículo se han fabricado tres unidades, todas ellas hechas a medida y con especificaciones únicas. Tres unidades para tres clientes (que no sabemos quienes son) que serán las tres únicas personas que podrán presumir de tener este coche, ya que la compañía ha asegurado que no se harán más. ¿Y qué tiene este coche para costar tanto? Pues vamos a verlo.


Qué tiene un coche de 23 millones de euros

Por un lado, el Rolls-Royce Boat Tail está basado en el Phantom Drophead, que ya está descatalogado. Con él comparte su plataforma de aluminio y el motor, un 6.75 V12 de 563 CV. Como curiosidad, si hubieras comprado uno de los últimos 50 Phantom Drophead antes de 2017 te habrías llevado también un trocito de la fábrica de Goodwood.

Advertisement. Scroll to continue reading.

El Rolls-Royce Boat Tail es un coche descapotable cuya trasera (de madera) simula la popa de un yate. Dicha trasera se abre para dejar ver un sistema de almacenaje de champán, bebidas frías, copas, toallas, platos y hasta caviar. En los laterales tenemos dos mesas de cóctel y taburetes, porque en algún sitio habrá que sentarse a tomarse el champán. Todo un lujo.

Tiene cuatro plazas, mide 5,8 metros, un diseño llamativo pero a la vez bastante minimalista y materiales de lo más nobles: carrocería de aluminio hecha a mano, incrustaciones de acero inoxidable, cueros exclusivos y detalles pintados a mano. También incluye unos relojes Bovet 1822 a juego, una pluma Montblanc y una sombrilla.

Como decíamos anteriormente, hay tres coches y el primero es el que vemos en las fotos que acompañan este artículo. Este coche tiene 1.813 piezas fabricadas sola y exclusivamente para él. El precio, recordemos, es de 20 millones de libras, que son 23 millones de euros más o menos.


La noticia

El coche más caro del mundo es el nuevo Rolls-Royce Boat Tail, que vale la friolera de 23 millones de euros

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Jose García

.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio

Advertisement
Advertisement

Opinión

Al día siguiente de la toma de posesión de Díaz Ayuso, la izquierda sanitaria ya estaba en la calle denunciando «el desmantelamiento de la...

Baloncesto

Le costó en el estreno, brilló a rachas ante Suecia y se lució frente a Eslovaquia, en un duelo en el que la selección...

Deportes

El Rayo ya es nuevo equipo de Primera. Dos años después de descender al pozo de la Liga SmartBank ha logrado regresar a la...

Opinión

El Estado de Derecho en España se aproxima a un escenario de mutilación de instrumentos jurídicos para su defensa frente al separatismo. Se trata...

Tecnología

El yuan digital apunta a ser la moneda por defecto en China. El gigante asiático lleva casi una década trabajando en esta alternativa al...

Internacional

Según las primeras estimaciones, la primera vuelta de las elecciones regionales, el domingo, estuvo marcada por una amenazante abstención histórica, excepcional. La derecha se...

Deportes

Una de las máximas del barcelonismo es que el club pertenece a sus socios, motivos por el que todas las decisiones importantes se someten...

Cine

Han pasado 30 años del estreno y se supone que los temidos ‘spoilers’ han prescrito, pero por si acaso ahorramos al lector inocente la...

Deportes

El coqueto Olímpico de Roma albergó un partido extraño. Los tifosi no querían escuchar la palabra ‘biscotto’. El empate les valía a los dos...

Deportes

Suiza hizo los deberes ante Turquía, pero en un torneo en el que cada gol cuenta, se quedó a un tanto del segundo puesto...

Advertisement